Cortocircuito

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Este mismo título daba nombre a una película de hace unas décadas, pero creo que también se puede aplicar al lega de las 4 últimas jornadas, y si, digo 4 jornadas incluyundo Albacete, donde el equipo noto síntomas de pérdida de fluidez en el juego.

En estos últimos 4 partidos, el equipo ha perdido parte de sus señas de identidad: presión, rapidez y manejo de los partidos. Antes el rival jugaba a lo que quería el Lega, ahora es un poco al contrario.

El equipo esta algo cortocircuitado, tanto en el campo como en el banquillo. Las causas pueden ser dos: pequeño bache físico, que quizás coincida con un tiempo de más carga física para llegar potentes al final; y, dispersión mental, por la gran cantidad de halagos, entrevistas y sainetes que se han montado en torno al equipo desde hace unas semanas.

Recordando mis tiempos de 'chispas', para arreglar el cortocircuito solo hay que limpiar el cableado en mal estado o el enchufe defectuoso. Pues bien, manos a la obra, que como mejor se podrá arreglar este cortocircuito es centrándose solo en el partido siguiente, y entrenar a tope cada día, dejando de lado los 'cantos de sirena' que lo único que traen es sobrecalentamiento del cableado de nuestro equipo.

A GANAR Y GANAR Y GANAR...Y DESPUES DE ESO... A GANAR Y GANAR Y VOLVER A GANAR...ESA ES LA MENTALIDAD.

QUE EL HAZ DE LOS FOCOS NO NOS CIEGUE....

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Y de repente... se hizo la luz. Focos, cámaras, páginas en prensa, munutos en TV (hasta en Telemadrid jajaj). Habíamos pasado desapercibidos para muchos, hasta que hemos llegado a ponernos en ascenso. Hasta entonces teníamos nuestro pequeño hueco en los medios como equipo de Segunda División. Ahora es una aluvión, entrevistas por doquier, muchas desafortuandas por el desconocimiento de nuestro club,  y alabanzas, muchas alabanzas... Es lo que tiene el precio de la fama y del éxito. Un éxito en forma deascenso que no está cnseguido ni mucho menos....y es ahí donde quiero llegar.

Tenemos la suerte de que tenemosun entrenador que a buen seguro está gesionando bien este éxito en el vestuario. Un éxito que no quiere que aleje a los implicados, el incluido,  del camino iniciado allá por agosto. Un éxito que sorprende a los de fuera, pero quizás no tanto a los que vivimos el día a día, porque sabemos lo que puede dar de sí este equipo. 

Por eso es muy importante, vital diría yo, seguir con la humildad, el trabajo y el buen hacer diario... En todo eso que nos ha llevado al lugar que ahora ocupamos... un lugar que si algún día perdemos sea porque los demás son mejores que nosotros, y no porque la luz de los focos del éxito nos ha cegado.